Mujer entregando llaves de coche

¿Puedo vender un coche que está financiado?

¿Se puede vender un coche financiado? Esta es una de las dudas más habituales entre las personas que buscan liquidez urgente a través de la venta de alguno de sus bienes. ¿Sabías que existe un método mucho más sencillo y veloz para conseguir liquidez utilizando tu vehículo como aval?

Se trata de los préstamos con aval de coche sin cambiar de titular de Ibancar, un sistema de crédito que se concede de manera 100% online en cuestión de minutos y que permite al usuario disponer del dinero que necesita en menos de 24 horas en su cuenta sin perder la titularidad del coche ni el derecho a disfrutarlo sin ningún tipo de restricción.

¿Se puede vender un coche que está financiado?

Legalmente se puede vender un coche financiado. El problema es que el proceso implica una serie de actuaciones que pueden retrasar bastante la ejecución y, por lo tanto, el cobro por la venta.

Cuando se quiere vender un coche financiado existen tres opciones:

  1. La persona que va a comprar el coche asume la financiación (siempre que la entidad bancaria lo permita). Esto implica que el nuevo titular se encargará de satisfacer la deuda. El proceso requiere de reuniones, firmas de documentación y comprobaciones para ser validado.
  2. El comprador adelanta el pago completo del coche para que el antiguo dueño pueda satisfacer la deuda. Dependiendo de la antigüedad del vehículo puede que la cantidad a pagar no sea suficiente para cancelar la financiación.
  3. Solicitar un nuevo préstamo al banco para satisfacer la financiación. No existen garantías de que la entidad bancaria esté dispuesta a conceder este nuevo crédito a su cliente.

¿Por qué es tan complicado vender un coche financiado?

Cuando se compra un coche a través de la financiación ofrecida por una entidad bancaria, el cliente firma un contrato en el que se incluye una cláusula conocida como “reserva de dominio”. Veamos cuáles son sus características.

¿Qué es la reserva de dominio?

La reserva de dominio es una cláusula que otorga a la entidad financiera la propiedad del vehículo hasta que se satisfaga el pago completo de la deuda (o la parte acordada en el contrato). Esto significa que el solicitante podrá disfrutar del automóvil pero no poseerá la titularidad ni los derechos para venderlo sin permiso del banco.

Para asegurarse de que el solicitante del crédito satisface la deuda por completo, la entidad bancaria comunica a la Dirección General de Tráfico que el vehículo posee una reserva de dominio que impedirá los cambios de titularidad hasta que esta cláusula sea cancelada.

¿Qué puedo hacer si mi coche tiene una reserva de dominio?

Ya hemos visto que se puede vender un coche financiado. Sin embargo, en los casos en los que existe una reserva de dominio, la mejor opción para acceder a liquidez urgente es contratar un préstamo con aval de coche sin cambiar de titularidad como el que ofrece Ibancar.

Rellena el formulario, elige la cantidad que necesitas y disfruta del dinero en tu cuenta en menos de 24 horas mientras sigues disfrutando de tu coche.

Entradas relacionadas

Partnership entre Ibancar e Iuvo

Ibancar, la plataforma española de crédito al consumo online, optimiza su estrategia de financiación en...
Logo de Ibancar y de ASNEF

Así es el préstamo con Asnef Online de Ibancar

Una realidad en cuatro clics En ocasiones existe la necesidad de disponer de dinero urgente...
Manos con llave de coche y coche

¿Por qué Ibancar no cambia la titularidad de tu coche?

Las empresas prestamistas exigen cambiar la titularidad de tu vehículo cuando firmas el contrato de...